Viernes, Febrero 28, 2014

Las películas del 2013

Se acercan los Oscar, pero, en mi opinión, ninguna de las dos películas realmente memorables del 2013 está en inglés (y no es lo habitual en mí, siempre deslumbrado por lo que quiera que hagan Spielberg, Allen o los Cohen)

Martes, Febrero 11, 2014

Bailando en Ford Apache

Shirley Temple, fallecida hoy, la recuerdo sobre todo bailando en Fort Apache, en una de esas escenas perfectas que Ford sabía rodar, sonriendo, marcando el compás de la música con la mano, feliz de estar cogida del brazo del padre de su prometido (ese siempre maravilloso Ward Bond).

Viernes, Febrero 7, 2014

Mis 25 de Dylan

(en respuesta a este post, de Elise Plain. Pocas canciones coinciden, lo cual es normal. Con Dylan puedes hacer muchas listas de 25 sin que se te acaben las canciones extraordinarias)

A Hard Rain’s A-Gonna Fall (The Freewheelin’ Bob Dylan, 1963)

Blowin’ In The Wind (The Freewheelin’ Bob Dylan, 1963)

Don’t Think Twice, It’s All Right (The Freewheelin’ Bob Dylan, 1963)

Girl From The North Country (The Freewheelin’ Bob Dylan, 1963)

It Ain’t Me, Babe (Another Side Of Bob Dylan, 1964)

My Back Pages (Another Side Of Bob Dylan, 1964)

One Too Many Mornings (The Times They Are A-Changin’, 1964)

The Times They Are A-Changin’ (The Times They Are A-Changin’, 1964)

When The Ship Comes In (The Times They Are A-Changin’, 1964)

Mr. Tambourine Man (Bringing It All Back Home, 1965)

Sad-Eyed Lady Of The Lowlands (Blonde On Blonde, 1966)

Stuck Inside Of Mobile With The Memphis Blues Again (Blonde On Blonde, 1966)

All Along The Watchtower (John Wesley Harding, 1967)

I Shall be released (1967)

If Not For You (New Morning, 1970)

Lily, Rosemary And The Jack Of Hearts (Blood On The Tracks, 1975)

Simple Twist Of Fate (Blood On The Tracks, 1975)

Tangled Up In Blue (Blood On The Tracks, 1975)

You’re Gonna Make Me Lonesome When You Go (Blood On The Tracks, 1975)

Idiot Wind (Blood On The Tracks, 1975)

This Wheel’s On Fire (The Basement Tapes, 1975)

Hurricane (Desire, 1976)

No Time To Think (Street-Legal, 1978)

Changing Of The Guards (Street-Legal, 1978)

Mississippi (Love And Theft, 2001)

Sábado, Enero 18, 2014
Los libros que no leemos están llenos de advertencias; nunca las conoceremos, o llegarán demasiado tarde. Javier Marías, “Lo que dijo el mayordomo” (relato)
Sábado, Diciembre 7, 2013

Mandela

De Mandela no podemos llorar su muerte (¿cómo lamentarse por quien muere a los noventa y seis años?). Quizás sí esa vida casi no vivida, veintisiete años en prisión, y tantos dedicados más a su país, a la Humanidad entera, a cumplir esa dura labor que sólo él parecía capacitado para realizar, traer una paz que parecía imposible, cumplir su papel de leyenda viva, inspirarnos a todos.

Por lo que más pena siento es por nosotros, por este mundo de drones y fronteras con cuchillas, que quedamos huérfanos, sin nadie como él. Y nos hace tanta falta.

Sábado, Noviembre 23, 2013
The narrow policy of preserving, without any foreign mixture, the pure blood of the ancient citizens, had checked the fortune, and hastened the ruin, of Athens and Sparta. The aspiring genius of Rome sacrificed vanity to ambition, and deemed it more prudent, as well as honorable, to adopt virtue and merit for her own wheresoever they were found, among slaves or strangers, enemies or barbarians. Edward GibbonThe History of the Decline and Fall of the Roman Empire, 1776
Sábado, Noviembre 9, 2013

Viajar

“El hombre no tiene necesidad de viajar para crecer; lleva consigo la inmensidad. Un acento escapado de vuestro pecho no conoce medida y halla eco en miles de almas: quien no tiene dentro de sí esta melodía, en vano la pedirá al universo. Sentaos en el tronco de un árbol abatido en el corazón del bosque: si en el profundo olvido de vosotros mismos, en vuestra inmovilidad, en vuestro silencio no encontráis el infinito, es inútil que os perdáis por las riberas del Ganges”

François de Chateaubriand, Memorias de Ultratumba

Sí. Pero a veces necesitas viajar para aprender a escuchar esa melodía que llevamos dentro, para aprender a mirar fuera de nuestra maquinal rutina, escapar y renunciar, aunque sea por una semana, al terrible Moloch.

Y en Madrid no hay árboles, no hay inmovilidad, no hay silencio.

(la imagen la tomé yo en el Templo de Apolo, en Delfos, en el otoño del 2008)

Miércoles, Noviembre 6, 2013

Del valor del tiempo

Dos conclusiones tras ver anoche "La Vida de Adèle" (muy buena película, pero a la que pierde su excesiva duración y un montaje errático):

Primero: Debemos considerar siempre, en todas las situaciones, que el tiempo de los demás es más valioso que el nuestro.

Y segundo, como corolario del primero: Debemos considerar siempre, en todas las situaciones, que las actividades de los demás son más importantes que las nuestras.

Jueves, Octubre 24, 2013

De Heneke y el cine de acción

Dice Heneke (que, aunque tiene grandes películas, como “La Pianista”, es, fundamentalmente, un pelmazo) que nunca hará cine de acción “porque rechazo ese tipo de cine contribuye a atontar al público”.

Mi respuesta, podría ser larga, explicando que el cine de acción no atonta, atontan las películas tontas, del género que sean, y que la fascinación de la humanidad por la acción viene desde incluso antes que la Iliada y la Odisea, con todas sus matanzas y persecuciones, viene desde siempre.

Pero valdrá con una respuesta breve, sólo dos imágenes que cierran el caso sin necesidad de más discusión. Si Heneke se siente más tonto después de ver cualquiera de estas películas es que tiene un problema.

image

image

Sábado, Octubre 19, 2013

Anticristo / Frenesí

image

Vi esta noche “Anticristo”, de Lars von Trier. O no la vi: me parecía una película visualmente poderosa, hasta interesante pese a lo aburrida que era, hasta que en muchos instantes del final tuve que apartar la mirada, y, simplemente, no pude más. Desconecté, y me limité a desear que terminara de una vez. El horror me superó y la sensación final es simplemente que se ha ido de rosca. Y se acabó. No hay más lugar para la reflexión, o ese poso que el buen cine siempre deja en ti durante horas, días, a veces toda la vida.

(Como esas dos imágenes que desde niño me persiguen y que aún a veces, de noche, en las oscuridad, se presentan: dos gemelas caminando por los pasillos del hotel, y Donald Sutherland señalando con el dedo y gritando)

Y recordé al verdadero maestro en este campo, a Hitchcock. Él sabía hasta donde llegar, sabía crear imágenes terriblemente espantosas, pero atraparte en ese punto exacto de horror justo antes de apartar la mirada, y mantenerte allí, pensando que en cualquier momento no vas a poder más, vas a cerrar los ojos y escapar, pero sin que puedas hacerlo, mirando asqueado, fascinado y aterrorizado para siempre.